Saltear al contenido principal
NO NOS ELIGEN, Y TAMPOCO SOMOS LOS QUE ELEGIMOS

NO NOS ELIGEN, Y TAMPOCO SOMOS LOS QUE ELEGIMOS

Nuestros progenitores no nos eligen, y ellos tampoco a nosotros/as.
Llegamos a la Tierra por el cruce del amor y la “Lotería Genética” pero antes de salir a la luz, 9 meses estamos bajo el corazón de nuestra Madre absorbiendo todo lo necesario para “sobrevivir”. Aunque una tijera fría ponga fin a esa conexión única, cortando nuestro cordón umbilical, la seguiremos teniendo hasta el final, que se estira y se aleja con los años, pero jamás se romperá!
Siempre estará allí cuando lo necesites, es invisible pero a la vez es la “cuerda” más resistente que existe porque está hecho de AMOR, AMOR DE MADRE. Un amor incondicional, te guía en el universo, te hace fuerte, te ayuda encontrar tu lugar ( familia, amigos, escuela, trabajo…..) cada vez te sientes más fuerte, ser capaz para casi-todo … entonces te vas.
Quieres saborear otros amores y no sólo recibir sino también dar porque es una cadena en una transformación continua. De hija te conviertes en Madre, de Madre en Abuela….es magia!
El amor de madre no se puede reemplazar, sustituir, no tiene ni principio ni fin, siempre encontrarás en la memoria una mirada, sonrisa algo que te hará decir: TE QUIERO MAMÁ!
Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba